lunes, 21 de agosto de 2017


PAISAJES


He visto siempre los mismos paisajes y nunca me canso y siempre   repito.
Paso por ellos,  paseo, delimito los suaves perfumes, los aromas de sus voluntades y siempre me dicen lo mismo:

-         Tú vives cuando te vemos.

Te damos la vida, borramos ausencias y ardemos  ternuras en las 
Las brisas que azotan tus cejas o los mil colores que rompen tus dedos.

-         También  cultivamos las sombras.

En cada hoja que emborracha su risa, en  la  nube que rompe sus labios,
En todas  las gotas que sangran  sus ojos o en esas heridas que lucen aquellos deseos.  


-           Y rompemos con barro tus alas.    

sábado, 19 de agosto de 2017

No tenim por!
        Para Bruno GulottaAndrea Ferrario y doce más, nombres de mi nombre

En días andados, hoy, una cuenta de sangre más
en el rosario del odio deicida, Barcelona y agosto del año dos mil diecisiete:
un dolor y cientos más de lágrimas y hambres de amor y de paz y desconsuelo
tan profundo como la sima más negra  del Mare Nostrum, mi mar
en esta aldea de árboles tristes por los plátanos de Las Ramblas, sus ojos en la barbarie.

Pero no tenim por!

En días andados, con el silencio de la serpiente y el vértigo sin corazón y con la mirada
en el cáncer de la muerte como remedio y solución,
hombres y niños y palabras y miedos confraternizan conmigo
en este rincón del silencio, sembrado de Esprius y el sueño de Maragal
y su D’un cop de roc llançat amb massa traça,
el vailet va buidar-li un ull, i en l’altre
se li ha posat un tel: la vaca és cega[1].

Por eso non tenim por!

Como Hebdo, Barcelona es mía, alma de mi Bataclan o las arenas de azul
que recogí  en Niza: la sangre de mis venas que rieguen su corazón: su lengua y su nombre
y la Barceloneta y el saber del seny , su aguada filosofía de la madurez.
Todo Barcelona y Cataluña y el Nuria, sus letras y formas  que me hacen mayor.

Desde Reconcos y con ellos,  Non tenim por!

¡Resistiremos! Pese al odio y al hacha homicida de Dios; pese a los ríos  que desbordan
tanta palabra como acumula el rencor,  pese a los soles y lunas y arenas  que acunan violencia
porque les falta valor; pese a los vientos, resistiremos como hijos
de la vida por un mundo mejor.

Y porque hay un grito en común: ¡Non tenim por!




[1] De una pedrada harto certera un ojo
le ha deshecho el boyero, y en el otro
se le ha puesto una tela. La vaca es ciega.

jueves, 17 de agosto de 2017





TRASTORNOS.





Buscaba colores para expresar su extrañeza por el texto encontrado en el arcano de Mallarmé. Pensaba que no era apropiado a su estado virginal, consagrado a Dios y con votos de pobreza y castidad.  Sin embargo, sabía que conciliaría el sueño si escribía:

-         Las tetas sin cabeza son lo mismo que la velocidad sin volante: pasaporte a la muerte con la sonrisa en los labios.


No tardó en pintar un verdinegro en el alma, y dar la media vuelta para descansar.

miércoles, 16 de agosto de 2017

 Modelo administrativo de cacicada municipal y  democrática en Lena, perpetrada por aquel alcalde trasterrado a Oviedo como ... 


CAMPOMANES.



En ocasiones, en una frase sencilla encuentran su  sitio pensamientos controvertidos  que  pugnan por  salir a la luz en un texto que calmará   su ansiedad. En este caso,  la que cumple con este papel   nos la regala  H. Jahren cuando escribe  que “todo comienzo es el final de una espera”. Efectivamente. Para empezar,  y para evitar rencillas que son la madre de los rencores, decir a los lectores que "no me   interesa escribir en ratos de ocio para que se me lea en ratos de ocio. Lo que  me interesa es  la vida y los asuntos humanos, con todos sus sinsabores y dificultades" ... Con otras palabras, pretendemos describir una cacicada bochornosa de aquel alcalde  contra  una pequeña comunidad de nuestro concejo; y que   afecta tanto al sentir y como  al pensar de quienes esperamos un recto proceder de nuestros munícipes cuando tienen que tomar decisiones comprometidas, al margen del  simple mercadeo de votos. No sé si pensar que quizás  no son conscientes de lo que hicieron o piensan ellos que el silencio correría un tupido velo sobre una decisión dañina para quienes sufrieron sus consecuencias, los vecinos de Campomanes y sus valles, Huerna y Pajares. No sé a qué carta quedarme pues tal vez se aprovecharon de que la sociedad lenense, como la asturiana y la española, están petrificadas, con palabras de Simone Veil, sin capacidad alguna de reacción. Muy parecido a los políticos, esos seres momificados regidos únicamente por  la indolencia y la hipocresía como principios básicos de gobernanza que consiste en buenas palabras y nada de compromisos. Por lo mismo, no es de extrañar que  la política siempre gane la batalla a  los principios éticos o morales, con los votos siempre como punto de referencia. Es lo que pasó en nuestro ayuntamiento con su corporación en pleno, participes de un desaguisado  que nos hace  pensar  más en cortín de abeyes que  colmenar a campo abierto, si tratamos de definirla. Porque la explicación del acuerdo adoptado sobre el uno por ciento cultural de LA VARIANTE  admite cualquier adjetivo  menos el que exige  un respeto profundo a quienes  sufrieron durante años, desde los ochenta hasta nuestros días, las consecuencias de abrir puertas a la meseta desde Asturias. La última de estas puertas  es LA VARIANTE, un sustantivo que admite múltiples connotaciones; por ejemplo, es desarrollo para quienes piensan en una  regeneración económica , y también  traerá progreso por los efectos colaterales, en positivo,  que supone el concepto de  la velocidad. Sin embargo, para  unos pocos, LA VARIANTE es la madre de un desastre ecológico, medioambiental y cultural que arrasó con todo lo que encontró por delante en la misma zona  donde anteriores desastres medioambientales habían arrasado con todo por la mejora de  la relación de Asturias con la meseta. Y como es normal, como bien domesticados que estamos, nadie ni levantó una voz ni escribió una línea sobre las consecuencias posteriores de todo esto: por un puesto de trabajo, vale todo. Claro que aquí nunca tuvimos ni tendremos a alguien con los cojones de  Erri de Luca cuyo libro,  La palabra contraria, es un relato de su estancia en la cárcel por defender a quienes en Italia sufrieron bastante menos de lo   soportaron los vecinos de Campomanes desde los años ochenta hasta nuestros días. Esto si hablamos a grosso modo.
Pero ahora entraremos en las cuestiones domésticas de LA VARIANTE con tres protagonistas más los añadidos que salgan a colación. Son estos protagonistas la Corporación municipal, Campomanes y sus valles,  y LA VARIANTE: un triángulo más isósceles que equilátero. Y como hablaremos de ellos, juntos y por separado, empezamos por el más débil que es, sin duda, Campomanes y sus valles,  cuyos habitantes, antes de las obras mastodónticas que la trituraron, bien podían afirmar aquello de qué verde era mi valle. Que hoy  sigue siendo verde porque llueve pero  ahora es igual que Petibonum, aquella aldea de los galos que traía de cabeza a los romanos: Campomanes y sus valles, rodeados por todas partes menos por una, sufre en carnes propias los efectos más  negativos de las nuevas tecnologías orientadas, con exclusividad,  en busca del beneficio económico  puro y duro. Y sin duda que lo consiguieron porque, frente a ese único objetivo y a cambio de un plato de lentejas bien condimentado, ni el ministerio de Fomento ni el Ilmo. Ayto. de Lena ni los propios de Campomanes hablaron de algún proyecto compensatorio de tanta barbarie. Nadie pide ni mejoras urbanísticas ni sociales ni culturales que de alguna manera ayuden a paliar los efectos de tanto cemento como lleva el río o por  las necesarias estructuras de hormigón  que por siempre, jamás y un día, cual  soga de ahorcado,  impedirán  cualquier mejora que se pretenda en Campomanes y sus valles, con las consecuencias correspondientes, siempre en negativo: en el tiempo y con tiempo, Campomanes y sus valles  indefectiblemente irán a menos porque la cultura del desapego, la discontinuidad y del olvido harán  estragos en los vecinos,  incapaces de formar una comunidad donde, como ciudadanos, cada uno de ellos encontraría confianza, bienestar y seguridad. ¿Aprenderán la lección o se conformarán con un semáforo en el cruce?
Como quiera que sea, deberían hacer suya la idea de que un hombre solo es como una pelota sin dueño a la que todo el mundo pega patadas y nadie la recoge. Y ya es bastante para el buen entendedor.

Sobre la Corporación municipal, el otro lado del isósceles, sólo con recordarles lo que hicieron con el uno por ciento para cultural de LA VARIANTE y  Campomanes  y sus valles,  es suficiente para que sientan sonrojo por la dejación de funciones, a más de las propiamente  políticas;  tuvieron la osadía de dedicar el montante económico ese de LA VARIANTE a las excavaciones arqueológicas hechas en La Carisa, cordal de los alrededores de Carabanzo, con 1.200 m. de altitud. Suponiendo que hubiese una razón cuasi de estado para tal decisión( seguro que la alegarán), basta con consultar un libro del profesor Santos Yaguas Los astures y el ejército romano ..., pag. 62, para darse cuenta de que pretendían, con tal decisión, únicamente salir del paso. Escribe el profesor que según se desprende de los restos materiales descubiertos en La Carisa, no parece que tuviese lugar la gran batalla de los astures contra los ejércitos romanos ni que se produjese allí el asentamiento ni siquiera de forma temporal por la topografía, la altitud y las dificultades de abastecimiento. Y si quieren ver imágenes de las excavaciones en la Carisa, entren en el blog El jardín de la Barrosa, en el mes de julio: rebusquen y verán lo que encuentran . Con esa información y con las palabras del profesor, se mide mejor  la  grandeza de la cacicada del entonces alcalde de Lena. Aunque también es de admirar a los avispados vecinos de Carabanzo, comunidad fuertemente arraigada y solidaria que son como Fuenteovejuna. Hicieron muy bien en aprovecharse de la estancia de Carisius por sus lares y montar el cristo que montaron.
Es por lo que hacemos varias lecturas de esa decisión municipal. En primer lugar, la arbitrariedad cultural del acuerdo del Pleno,  clama a Dios; talmente parece que ignoran nuestro patrimonio,- forjado a lo largo de siglos y siglos- , y la importancia del mismo, certificada por estudios de eruditos que si ven esto, echarían las manos a la cabeza. Con tan mala suerte para ellos que en estos días un grupo de lenenses sacan la revista VINDONNUS donde se deja constancia escrita del valor patrimonial que tiene el camino de Santiago y la iglesia de Bendueños y sus pinturas y su camerino y su importancia en la ruta hacia San Salvador,  desde PAJARES / SAN MIGUEL DEL RÍO / SANTA MARINA / LLANOS DE SOMERÓN / PUENTE LOS FIERROS / FRESNEDO / HERÍAS / CAMPOMANES / VEGA DEL REY / VEGA DEL CIEGO ... ¿No sería suficiente recuperar este tramo, patrimonio de la Humanidad,  con su albergue en Campomanes para destinarle el uno por ciento cultural? . ¿Recuperar el fuero de Campomanes o traer el mosaico de Mamorana como reproducción exacta y como ejemplo de nuestra romanización,  tampoco merece el uno por cierto cultural a juicio de esta Corporación?
Dicho lo anterior, nos duele afirmar que, con su decisión sobre el uno por ciento cultural  de LA VARIANTE en nuestro concejo, lo que hizo aquella Corporación  fue robar la dignidad de quienes sufren en carnes propias la condición de villa itineraria que somos con respecto ASTURIAS: hablamos de los vecinos de Campomanes y sus valles. Porque es evidente
 que, por ignorancia y por falta de ponderación,  a unos vecinos del concejo les echaron el hueso para roer y a otros les dieron la carne que masticar. Y eso es un imposible para un alcalde que se precie de tal. ¡Inconcebible!
Pero no es todo lo escrito anteriormente. Hay que describir todavía  esos cinco minutos de gloria a 1.200 metros de altura en el cordal de La Carisa, donde el aire orea su vanidad ante la instalación que dejará allí un artista salido de su torre de marfil y por completo ajeno al compromiso social del arte con la dignidad de Campomanes y sus valles; será un monolito singular como aquellos que recuerdan en las serranías de España una de tantas batallas de la guerra civil. Y cuando este pseudo-artista , haciendo del arte una pedantería, les explique  el horror de su creación a nuestros munícipes  en pleno, ellos, sin empacho alguno,  tratarán de justificar su decisión en aquellas alturas,  incluida la climatología de La Carisa que ni los romanos querían para sí.

Por último, y para cerrar la descripción del desaguisado social, político y cultural perpetrado por nuestra corporación, y en tercer lugar, además de retornar a Campomanes y sus valles el uno por ciento cultural de LA VARIANTE  que les sustrajeron con premeditación y alevosía, esta comunidad de vecinos bien se merece un plan de urbanismo especial que suponga un ejemplo del buen hacer de los responsables municipales. Parques y jardines, asfaltado, restauración de edificios históricos, refuerzos culturales,  con ideas diferentes, desaparición de las plataformas de hormigón, convertidas en zonas verdes... Inversiones que justifiquen los daños causados por los tremendos daños causados a estos vecinos que sufrieron con estoicismo el precio que supone para Asturias el progreso y el desarrollo. Porque son las instituciones quienes tienen la obligación de buscarles un futuro alentador muy diferente al actual, aunque ellos pidan, como siempre,  un campo de futbol. Porque entre la contención y la resignación hay un tramo que recorrer y no conviene que se haga. Porque "vivir no es cultivar la impotencia", como escribe el poeta J. Guillén. 



viernes, 11 de agosto de 2017

¿Para quién escribo?.. para las mujeres muertas y para los niños muertos,
y para los hombres agonizantes.Y para la muchacha inocente, con su sonrisa, su corazón,
su tierna medalla, y por allí pasó un ejército de

depredadores.
Para tí y todo lo que en ti vive,

yo estoy escribiendo.



- Aunque no lo leas.



Alma y corazón  de twiter




 .Nunca nadie te lo dirá así:saber multiplicar es conocer el resultado de  cuatro palabras por trece sonrisas. En Mesopotamia dicen que es algo así como mil segundos de felicidad.  



. Dos caracoles, Everest arriba:  en un descanso,  durante la ascensión, en un  recoveco, Juan le pregunta al otro:



- ¿Qué tienes detrás?

Andrés le responde:- un precipicio. 

Y el otro le pregunta:- ¿Y tu?.

El otro le responde: - Yo detrás tengo el miedo.

Y ambos siguieron en silencio Everest arriba hasta una nube de algodón. 


. Ligera y blanca como un algodón, una nube sin nombre puede ser tan pesada como un gramo de tristeza. 

. En aquella ocasión, cuando hablaban, los silencios decían más palabras que memoria y misterios tienen las hojas de los árboles. 


. Cuando el tiempo fabrica un número para dar nombre a una hora, cientos de ideas buscan un paraguas para sobrevivir. 


. Mientras pasean, dos preguntas apenas hablan ni dudan jamás de la hora. Por eso hacen chocolate con el nombre de la vecina y las pestañas de los relojes. 

. Me gustan las palabras con forma de membrillo porque dicen de silencios en los poros de tu piel.

. Me gustas cuando callas porque estás como ausente pero si no te oigo se rompe el corazón.

¿Qué nombre tienen los miles de segundos que nos escuchan cuando hablamos? Si lo olvidas, saben que no habrá hojas para el otoño. 




sábado, 5 de agosto de 2017

¿Qué si no un bosque es la vida que andamos mientras caminamos rodeados de vientos y brisas y palabras?






El bosque



Títeres del destino o imposible la comunión y el ansia de los sentidos, nos buscamos en las palabras  como bosques de papel: nos hacen realidad los filtros de luz  cuando taladran nuestras retinas las hojas que son escapularios de los deseos que escapan de las raíces y del prurito de resucitar: la vida del árbol sin plenitud  para mañana por silencio y por amor.

                                                    

miércoles, 2 de agosto de 2017

Salve, muchacha, que no tienes ni pequeña naricita, ni hermoso pie, ni negros ojos, ni finos dedos, ni firmes labios, ni lengua demasiado elegante, amiga del malversador de Formias. Catulo.- XLIII.
- La versión moderna eres tu, que nunca serásLesbia. 




El inodoro.

Dictas sentencia desde el inodoro con cuatro palabras
para tu apotegma; la tinta, sin dedos, la de tu vagina
que hace con la cabeza el amasijo que necesita  para consuelo, tu cuerpo,
de Príapo y los secuaces. Son la  corte donde te hacen
de bardos, juglares y trovadores con tal de sorber el zumo
de tu sonrisa vertical;  el néctar,  para ellos, de verte
árbol caído por la fuerza de tus instintos que también
les arroban cuando te poseen;  su dicha, su felicidad, su meta,
el objetivo de su vida para la histeria de un momento
es el jadeo sin decir tu nombre, ajenos por completo al amor.

En ese momento y mañana, es todo tu ser, tus apellidos
y la edad,  sin fecha de nacimiento. Es tu meta y la mitad
de tu corazón que,  con la otra,  será para el siguiente
cuando te canses del anterior; que será  más pronto
que tarde y vuelta a empezar hasta que un día aquel
camionero, bien dotado y geniudo, cansado de tus
devaneos con los inquilinos de tu sexualidad, hará
contigo lo que la historia y la morcilla de mi tierra:
sangre.  Derrama de sangre para unos ojos vacíos y
llenos de tristeza pues sin amor, el deseo no basta.